Archivo por meses: marzo 2021

El álbum ilustrado: una gran oportunidad para tratar la inclusión en el aula

Patricia Blanco Reyes

La Literatura Infantil está presente en las aulas de Educación Infantil de numerosas formas, ya que brinda grandes oportunidades de aprendizaje. Se trata de un recurso que permite mostrar aquello que de otra forma no sería visible. Tal es así que autores como Fonseca y Sánchez (2014) lo consideran una herramienta imprescindible para aprender dinámica y lúdicamente, gracias a la facilidad con la que cautiva y estimula a los más pequeños y pequeñas. 

Ahora bien, ¿estamos hablando de toda la literatura infantil en general? ¿o más bien de alguna en concreto? En este caso se hace referencia al álbum ilustrado, ese tipo de obra en el que prima el código de la imagen sobre la palabra y donde la ilustración es el eje que vertebra la narración. Y, que, además, surgió por la necesidad de facilitar el acceso a la lectura a los niños más pequeños (Colomer, 1996, p. 28). 

Figura 1: ejemplo de álbum ilustrado. Sin rumbo por el mundo. Catalina y el oso. Fuente: Christian Pepler, edición de Kalandraka (2007)

Por lo tanto, las oportunidades de aprendizaje que brinda el álbum ilustrado recaen en la imagen, ya que es lo que prima sobre el texto, como se puede observar en la figura 1. Y, afortunadamente, el valor educativo de la imagen es incalculable. De hecho, se considera que permite conocer mejor la realidad, porque “estudiar el lenguaje visual nos acerca a la comprensión del mundo en el trasegar de las experiencias y en el encuentro con expectativas futuras.” (Díaz, 2009, p. 147).

En relación con la enseñanza de la realidad, se ha de saber que esto supone mostrarles la diversidad existente en nuestra sociedad, puesto que no podemos permitirnos el lujo de continuar reproduciendo ciertas lacras sociales como la exclusión social o la discriminación. Por ello, es fundamental dar valor a la educación inclusiva. 

La educación inclusiva no es solo atender al alumnado con diversidad funcional, sino que también se debe tener en cuenta todas las diferencias que existen entre los niños y niñas. La inclusión así implica un proceso esencialmente social en el que todas las personas de las escuelas aprenden a vivir con las diferencias y además a aprender de las diferencias (Ainscow, 2001). 

Para conseguirlo, el álbum ilustrado se convierte en una de nuestras mejores aliadas, ya que, en su gran mayoría, abordan temáticas vinculadas con la atención a la diversidad. A continuación, se muestra una tabla realizada a partir de diferentes tópicos relacionados con la inclusión y donde se muestran algunos títulos que podrían servir de ejemplo. 

Tabla 1: Algunos álbumes ilustrados para tratar la inclusión. Fuente: elaboración propia.
  • Lenguaje claro y sencillo
  • Vocabulario y extensión de acuerdo con la edad del lector
  • Textos que suministren experiencias sensoriales (visual, auditiva, táctil, kinestésica) y que inviten a participar. 
  • Historias interesantes, con lenguaje natural y no artificioso, cuyos temas resulten ricos e inventivos.
  • Ilustraciones originales y no  estereotipadas,  que  amplíen  la  sensibilidad  estética, ricas  en  significados,  coherentes  en  la  creación  secuencial  de  ambientes  y personajes y que extiendan la significación del texto.
  • Incluso introducir  imágenes  sin  palabras  para  que,  a  partir  de  planteamientos ingeniosos, inviten a los niños  y niñas a contar sus propias historias.

Además, mediante los cuentos de este tipo, no solo se acerca a los niños al concepto de diversidad, sino que acaban sintiéndose tan identificados con los protagonistas que desarrollan empatía por ellos, valor que también es fundamental trabajar. De este modo, se consigue que una familia monoparental o una niña que quiere ser futbolista comience a ser algo natural en la nueva realidad que se crea en ellos gracias a los álbumes ilustrados. 

A pesar de la gran capacidad educadora del álbum ilustrado, gran parte de que se consiga una verdadera educación inclusiva recae en el docente. Por ello, se ha de tener en cuenta una serie de criterios a la hora de elegir la obra a trabajar con los alumnos. Según Pulido-Mantas y Ruíz-Seisdedos (2018) dichas especificaciones son:

En definitiva, es evidente, que con este tipo de obras se puede conseguir una verdadera educación en valores e inclusiva y no solo dirigida a niños y niñas, ya que, como bien explica Durán (2007), mencionado en Martínez (2017), el álbum ilustrado es un objeto cultural que se dirige a un público que no siempre tiene que ser infantil.

Bibliografía

Ainscow, M. (2001). Comprendiendo el desarrollo de escuelas inclusivas. Recuperado de https://oas.org/cotep/GetAttach.aspx?lang=en&cId=493&aid=728

Colomer, T. (1996). El álbum y el texto. Peonza39, 28. Recuperado de http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/peonza-revista-de-literatura-infantil-y-juvenil–87/html/

Díaz, A. M. (2009). Imagen y pedagogía. Cuadernos de Lingüística Hispánica, 13, 143-154. Recuperado de: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3322198

Fonseca Rojas, A. M., & Sánchez Sánchez, M. A. (2014). Los diez derechos universales de los niños y niñas abordados desde los cuentos infantiles para los estudiantes de primer año de educación general básica de la escuela fiscal mixta. (Tesis de Pregrado). Universidad Politécnica Salesiana, Ecuador. Recuperado de http://dspace.ups.edu.ec/handle/123456789/6880

Martínez, A. (2017). El álbum como herramienta pedagógica: propuesta para la mejora de la identidad personal. (Trabajo Fin de Grado) Universidad Internacional de La Rioja, Alicante. Recuperado de https://reunir.unir.net/handle/123456789/2265

Pulido-Mantas, L., & Ruíz-Seisdedos, S. (2018). Educación inclusiva a través de la literatura infantil: la lectura para interiorizar las diferencias. MLS Educational Research (MLSER)(1).